Plantacurativa.com » Plantas medicinales » Propiedades curativas, usos y beneficios de las plantas medicinales

Propiedades curativas, usos y beneficios de las plantas medicinales

admin 18 Sep, 2021 Plantas medicinales No hay comentarios
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas ¡Sé el primero en calificar!
Cargando...

Desde el inicio de la humanidad, el descubrimiento de las plantas con propiedades medicinales ha marcado un antes y un después en nuestra evolución, a tal punto, que a día de hoy siguen siendo altamente relevantes en términos médicos, gracias a sus propiedades de amplio aporte para el estudio investigativo y científico, siendo estas las bases del desarrollo de vacunas y patentes farmacéuticas. Claramente, el correcto uso de las plantas medicinales viene en más de una presentación, aunque con mayor frecuencia sean ingeridas en té o bebidas calientes, las propiedades pueden conservarse también al ser aplicadas como ungüento, tónicos e incluso, algunos, directamente como comestibles.

Las plantas medicinales tienen la capacidad de actuar como un refuerzo de glóbulos blancos cuando una bacteria o enfermedad invade el sistema inmunológico, al acceder al organismo del ser humano elevan sus defensas e incluso son capaces de realizar limpiezas a los organismos residuales, todo esto ocurre debido a que estas plantas sintetizan una considerable y extensa diversidad de principios activos, que al entrar en el cuerpo, reacciona a la mano del metabolismo, incrementando el desarrollo de anticuerpos, siendo estos de gran utilidad para combatir problemas de salud.

Usos de las plantas medicinales:

Tal como se mencionó anteriormente, existen muchas formar de ingerir las propiedades medicinales de estos seres vivos, mencionamos a continuación algunas de ellas y especificamos sus formas de preparación:

  • Cocimiento o cocción: En un recipiente de agua, se procede a hervir a fuego lento algunas hojas de la planta, luego de la cocción, filtramos el líquido a través de un colador para sacar los residuos y dejamos reposar (se recomienda poner una servilleta de tela encima para absorber con mayor rapidez el líquido). Una vez listo, se puede ingerir en bebidas, comidas o algunas ensaladas.
  • Jugos: En este caso, tenemos como alternativa utilizar la planta seca o su fruta, ambas igual de válidas. Puede licuarse con agua, de preferible escasa azúcar y algunos complementos a gusto.
  • Compresa: Se calienta un recipiente con poca agua e incluimos las hojas o ramas de nuestra planta, luego de apagar el fuego y dejar reposar un poco, se absorbe en pañuelos o telas y se aplica en la zona requerida.
  • Infusión: Se prepara con una porción de agua en un pequeño recipiente y se pone a fuego lento, una vez en su punto de ebullición, filtramos el líquido a través de un colador para sacar los residuos de las hojas, y se deja reposar. Puede ingerirse a la temperatura deseada, de acuerdo al caso a tratar.
  • Cataplasma y Emplastos: Se procede a machacar la planta para así obtener los jugos y propiedades en una especie de contenido pastoso, luego se lleva a un contenedor y procedemos a aplicarlos de forma manual directamente en el área afectada.
  • Jarabes: Por medio del extracto de la propiedad curativa, se integra con una cantidad equivalente de agua y luego se procede a mezclar con miel y azúcar.
  • Lavados: Por medio de la preparación de una infusión y con ayuda de un paño o tela limpia, se aplica cuidadosamente de forma directa en el lugar donde se encuentre la herida o laceraciones externas a través de ligeros apliques.
  • Polvos: Por lo general, trata de la pulverización de algunas hojas o flores secas, que se vierten y aplican en la zona requerida.

Enemas: Se prepara un líquido mezclado con la propiedad de la planta medicinal, se deja reposar, y luego se induce vía anal, por lo usual, este método se utiliza para malestares relacionados con el colon.

Deja tu comentario

  • Nombre
    E-mail:
    URL: (Opcional)